90 años de la visita a Águilas de Victoria Kent y Trifón Gómez

El 9 de abril de 1930, Victoria Kent y Trifón Gómez, asesora jurídica y secretario general del Sindicato Nacional Ferroviario respectivamente, visitaron la localidad murciana de Águilas para dirigirse a los trabajadores del ferrocarril en un acto público multitudinario. Lejos de parecer una efeméride anecdótica, nos ayuda a comprender la enorme fuerza que tenía el naciente movimiento obrero en Águilas, en unos meses en los que el país en su conjunto atravesaba una profunda crisis de régimen que condujo a la proclamación de la Segunda República.


A través de este artículo, se recupera uno de los mítines políticos de mayor relevancia en la historia aguileña.


Contexto de la visita


El 8 de abril de 1930 llegaba a Águilas procedente de Madrid una joven Victoria Kent, primera mujer en España en ejercer como abogada laboralista. Su visita despertó un gran entusiasmo entre el pueblo aguileño, que, tal y como se refiere en la prensa de la época, acudió en multitud a recibirla¹.


«A la estación acudieron muchos obreros entre los que se encontraban buena representación del elemento femenino.

Los empleados de estos talleres del ferrocarril, fueron autorizados para abandonar el trabajo y acudir a recibir a la señorita abogado, del Sindicato Ferroviario.»

Acudía a la localidad para participar en una conferencia organizada por los trabajadores aguileños adscritos al Sindicato Nacional Ferroviario, en el cual también participaba su secretario general, el socialista Trifón Gómez.


La jornada se desarrollaría en un contexto de grave crisis institucional. A nivel nacional, el general Miguel Primo de Rivera, en el poder tras el golpe de Estado de 1923, dimitía ante la falta de apoyos y se marchaba al exilio; y a nivel local, Carlos Marín Menú, alcalde desde 1925 y uno de los hombres con mayor poder en la localidad², era apartado del gobierno ante la presión social³ y la aprobación de un decreto por parte del nuevo gobierno nacional que ordenaba la renovación de las corporaciones municipales⁴.


La monarquía, muy debilitada por el apoyo del rey Alfonso XIII a la dictadura de Primo de Rivera, trataba de regenerarse a través de la democratización de la vida local. Mientras el nuevo gobierno trabajaba en la organización de unas nuevas elecciones, los Ayuntamientos fueron renovados, nombrándose nuevos concejales y alcaldes⁵. Sin embargo, en Águilas estos cambios fueron meramente cosméticos, pues el gobierno municipal permanecía bajo el control del Partido Liberal-Conservador, cuya dirigencia local había colaborado con la Unión Patriótica primorriverista⁶. La estrategia, lejos de redundar en una reactivación de la vida municipal, significó la crisis definitiva de la derecha monárquica, frustrada en su gestión por la ausencia reiterada de los propios miembros de la Corporación⁷.


Ante la debilidad de las instituciones municipales, los actos de las organizaciones políticas y sindicales al margen de ellas cobraron una especial relevancia. Estas organizaciones fueron las que, unidas bajo la candidatura de la Conjunción Republicano-Socialista, vencieron en las elecciones municipales de abril de 1931, permitiendo con ello la proclamación de la Segunda República.


Observando a través de la prensa la actividad de las organizaciones políticas aguileñas durante los meses previos a estos comicios, a nadie podría sorprenderle la rotunda victoria anti-monárquica con más del 60% de los votos. Las sociedades obreras adscritas al sindicato Unión General de Trabajadores y las agrupaciones políticas del Partido Republicano Radical y el Partido Socialista Obrero Español desempeñaron una intensa campaña de propaganda, movilizando a amplios sectores de la sociedad aguileña (especialmente, los obreros del ferrocarril y el esparto, los jornaleros y la pequeña burguesía mercantil).


El debilitamiento de las instituciones monárquicas fue paralelo a la agitación obrera. Tres sectores principalmente se movilizaron por una mejora en sus condiciones de trabajo: los jornaleros, que protagonizaron dos grandes concentraciones frente al Ayuntamiento en protesta por la falta de trabajo⁸; los esparteros, que llevaron a cabo una huelga de más de sesenta días contra la negativa de la patronal de reconocer como interlocutor válido a la Sociedad de Hiladores en sus negociaciones⁹; y los ferroviarios, que lucharon por el respeto de la jornada laboral de 8 horas y la inclusión de representantes sindicales en los Comités Paritarios creados por la dictadura para regular las relaciones laborales del sector¹º.


En este agitado contexto se enmarca la conferencia dada por Kent y Gómez. No es casual que dos dirigentes de su talla participasen en un acto en Águilas, máxime si tenemos en cuenta que ambos tuvieron que desplazarse desde Madrid para tal ocasión. El hecho de su visita pudo obedecer al empuje de los trabajadores de la compañía de ferrocarriles de Lorca a Baza y Águilas¹¹, en su inmensa mayoría afiliados al Sindicato Nacional Ferroviario (afecto a la UGT), y a la influencia de la Agrupación Socialista Aguileña, que, tras años de represión, fue una de las primeras que se organizaban en la provincia de Murcia¹².


Breve semblanza biográfica de Victoria Kent y Trifón Gómez


En 1930 ambos dirigentes gozaban de popularidad por su trabajo en el sindicalismo ferroviario. La primera, se había convertido en un símbolo femenino al ser la primera mujer en ingresar en el Colegio de Abogados de Madrid (1925); y el segundo, era secretario general del Sindicato Nacional Ferroviario desde 1918.


Para valorar la relevancia del acto al que hacemos referencia en este artículo, es preciso referenciar la biografía de sus dos oradores principales.


Victoria Kent Siano (1891-1987) fue una mujer que rompió muchos de los «techos de cristal» de su época. Licenciada en la Facultad de Derecho de la Universidad Central, fue la primera española en ingresar en el Colegio de Abogados de Madrid y en abrir un bufete de abogados dedicado a legislación, así como la primera mujer que intervino ante un consejo de guerra (defendiendo con éxito al republicano Álvaro de Albornoz, acusado de participar en la «sublevación de Jaca»). Su compromiso social la llevó a postularse como candidata al Congreso de los Diputados, siendo elegida en las elecciones de 1931 y 1936, primero por el Partido Republicano Radical Socialista y luego por el Frente Popular. Aunque es más conocida por el famoso debate que mantuvo Clara Campoamor sobre el sufragio femenino (al cual se opuso, considerando que la mujer española debía ser educada políticamente con anterioridad), Victoria Kent dejó su huella personal en la reforma del sistema penitenciario español, realizando una reforma revolucionaria que centraba los esfuerzos del sistema en la reinserción social de los condenados. Firme defensora de la legalidad republicana, luchó contra la dictadura desde su exilio de 38 años. Regresó a España en 1977, aunque nunca fijo aquí su residencia, falleciendo con 96 años en Nueva York.


Trifón Gómez San José (1885-1955) fue uno de los más destacados dirigentes del movimiento socialista español durante la primera mitad del siglo XX. Ferroviario de profesión, se afilió a la UGT y al PSOE en 1909, permaneciendo fiel a ambas organizaciones el resto de su vida. De militante de base con apenas 24 años, llegó a convertirse en el presidente del Partido durante el largo exilio republicano. Entre sus muchas responsabilidades, podemos destacar que fue secretario general del Sindicato Nacional Ferroviario (1918-1934), diputado en las Cortes republicanas (1931-1939), presidente del Instituto Nacional de Previsión (1937-1939), ministro en dos gabinetes del gobierno de la Segunda República en el Exilio, presidente de UGT (1944-1955), vicepresidente del PSOE (1944-1951) y, finalmente, su presidente (1951-1955). Su actividad internacional es igualmente reseñable, participando en 1949 en la creación de la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres y siendo miembro desde 1921 hasta su muerte de la Federación Internacional del Transporte.


La conferencia


El acto tuvo lugar el 9 de abril de 1930 en el Centro Obrero que el Sindicato Nacional Ferroviario tenía en la localidad. Con una asistencia numerosísima («el Centro Obrero completamente atestado de trabajadores y mujeres obreras»¹³), tomó la palabra el sindicalista aguileño Francisco Carrillo Jara para presentar a los dos oradores. Los discursos de ambos versaron sobre la situación del conflicto laboral en el sector ferroviario.


La relevancia de esta conferencia la podemos comprobar en el impacto que tuvo en la prensa regional. Los dos principales periódicos progresistas, El Liberal y Levante Agraria, enviaron a sus corresponsales a cubrir el acto, publicando extensas crónicas del mismo en sus ediciones del 11 de abril.


Se reproduce, a continuación, las crónicas periodísticas que sobre los discursos de Kent y Gómez fueron publicadas en la prensa murciana. Se hace respetando la forma en la que están redactas, sin realizar ninguna modificación.


Artículo «Victoria Kent y Trifón Gómez hablaron anoche a los obreros murcianos», publicado en El Liberal el 11 de abril de 1930.


«Anoche a la hora anunciada en el Centro Obrero completamente atestado de trabajadores y mujeres obreras dio su anunciada conferencia la señorita Victoria Kent.

Hizo la presentación el vicepresidente del Centro señor Carrillo.

La señorita Kent comenzó diciendo que venía a Murcia con un solo título, el de representante del Sindicato Nacional Ferroviario, como asesora jurídico y que nada tiene para ella tanto valor como la organización ferroviaria y su deseo de ponerse al contacto con la clase trabajadora.

Explicó su intervención en el pleito de los ferroviarios de la Compañía de Lorca-Baza-Águilas, matizando con fluidez de palabra la tramitación del mismo.

Expuso como el Sindicato desenterró una real orden que protegía el derecho de los obreros citados y la defendió ante el Tribunal Supremo, perdiéndose el pleito y representando a la parte contraria el señor Cierva, a quien llama el cacique mayor de Murcia.

Cuando se tenía la razón y la justicia la causa se perdió y ello se debió a la influencia de poderes extraños e intereses creados.

De ello extrae la consecuencia de la necesidad de organizarse y actuar. Dijo que era necesario oponerse a los órganos patronales, que son órganos atrofiados por otros que surjan de la clase trabajadora, que impongan no solo la justicia de clase sino la justicia de la colectividad.

Dijo que dentro de la clase obrera están todos aquellos que se ganan la vida trabajando honradamente.

Terminó diciendo que en los obreros se cifran todas las esperanzas y que de ellos los demás españoles esperan la justicia que necesitan; agradeciendo la asistencia de las mujeres obreras a las que dijo que correspondía el mayor y más importante papel secundando el movimiento social, que hoy son timoratas por la influencia del clericalismo. Ella debe actuar o apartarse por completo de la causa. Nadie mejor que ella para actuar, porque ella es la que forma el hogar, la que educa a los hombres del mañana.

Una salva de aplausos puso margen final a la brillante disertación de la señorita Kent.

La conferencia del señor Gómez.

A continuación hizo uso de la palabra Trifón Gómez, secretario general del Sindicato Nacional de Ferroviarios.

Se refirió al tema obligado: Los Comités paritarios ferroviarios. En ellos –dijo– aun cuando hay otras preocupaciones más intensas e interesantes que el momento político, se ha de circunscribir nuestra actividad a la propaganda.

Los Comités paritarios se crearon en España recogiendo las palpitaciones de la masa obrera en otros países europeos, tal vez por una razón de esnobismo, no de profunda preocupación.

Los Comités ferroviarios fueron creados con la ausencia de los trabajadores.

Si aquel ministro que los creó creyó haber respondido, y le hago esta gracia, a un ideal, no a influencias de otra índole, no respondió con sus propósitos a las exigencias de la vida corporativa.

No comprendo como desde el ministerio de Fomento se podía legislar de manera diametralmente opuesta a como se hacía por el de Trabajo. Desde este se intentó estructurar la vida española en fracciones corporativas correspondientes a todas las ramas industriales, pero exclusivamente patronales, excluyendo toda individualidad. Pero tres meses después, al crearse los Comités paritarios de ferroviarios se negó totalmente aquella orientación, toda vez que se excluyeron a las representaciones de trabajadores.

Atacó duramente a las clases directivas que intentando dañar al proletariado se hirieron a sí mismas. ¡Qué lástima que no se pueda discutir clara y democráticamente, que no pudiéramos hacerlo con el legislador, como hacemos entre nosotros!

Habló de los acuerdos que se depositaron en el ministerio de Fomento adoptados en el Congreso de Barcelona, sobre la Caja de Socorros y Ahorros.

Ahora se nos hará justicia, pero no toda la necesaria, quizá dentro de poco se suprima la Caja de Socorros, pero ¿quiénes se perjudicarán con ello? Los obreros, pues los valores depositados en ella no responden a los haberes extraordinarios de los obreros.

Combatió a las compañías que con operaciones aritméticas caprichosas se oponen a la jornada de ocho horas, defendiendo este punto de vista como necesario y recomendando para lograrlo la unión al Sindicato Nacional Ferroviario.

Habló del Congreso que el día 27 se celebrará en Madrid, congreso internacional de ferroviarios para pedir que la representación obrera tenga un puesto en el congreso de Empresas ferroviarias que se celebrará el cinco de mayo.

Terminó aconsejando a los mozos, factores y jefes de estación engrosaran las filas del Sindicato para defender sus intereses y emprender la cruzada de su regeneración social.

El señor Gómez fue francamente aplaudido y muy felicitado.»

Artículo «Victoria Kent y Trifón Gómez hablan a los obreros», publicado en la edición de Levante Agrario del 11 de abril de 1930.


«Anoche a las nueve, tuvo lugar en el domicilio de las Sociedades Obreras un acto público, en el que tomaron parte la señorita Victoria Kent, abogado del Sindicato Nacional Ferroviario, y el secretario general del mismo, Trifón Gómez.

Tanto el salón, en que se celebró el acto, como las dependencias contiguas al mismo, se hallaban invadidas por numerosísimo público, entre el que se hallaban buen número de jóvenes obreras.

En primer lugar, hace uso de la palabra el vicepresidente del Comité Ejecutivo de la 10.ª Zona del Sindicato Nacional Ferroviario Francisco Carrillo Jara, el que por ausencia forzosa del presidente, hace la presentación de los oradores.

Elogia las figuras de la señorita Victoria Kent, como abogado al servicio de los obreros ferroviarios y del camarada Trifón Gómez, ya conocido en Murcia por anteriores actuaciones.

Fue aplaudido.

Al ocupar la tribuna Victoria Kent, es saludada con una ovación.

Después de agradecer las frases de presentación, dice, que toda su voluntad y esfuerzo estaban al servicio del Sindicato Nacional Ferroviario, el que cuenta con elementos de gran prestigio, porque lo han ganado a fuerza de sangre y labor árida y dura de su trabajo.

Habla de su último viaje a Águilas y de un caso jurídico por deudas a los obreros ferroviarios de la compañía Lorca, Baza y Águilas, en el que tomó parte el Sindicato y que ella defendió en el Tribunal Supremo, teniendo frente a ella al cacique mayor de Murcia don Juan de la Cierva.

Dice, que este pleito lo perdió, debido a ciertas maquinaciones, pero era un asunto tan claro que no existían motivos de competencias o incompetencia, pues se pleiteaba más de un medio millón de pesetas y se perdió por el momento social en que vivimos.

Habla de la organización obrera y de su sindicación y termina con un vibrante saludo a las mujeres que asisten al acto. Al terminar recibió una gran ovación.

Trifón Gómez cerró el acto con un elocuente discurso, y dice, que se encuentra dolorido por no haber tenido todavía ocasión de hablar con libertad a sus compañeros de Murcia.

Habla de los comités paritarios de Ferrocarriles en el aspecto doctrinal y de sus graves defectos por haber olvidados quienes los instituyeron que existía una organización obrera que puede combatir todos los conflictos que puedan presentarse.

Expone las peticiones presentadas por el sindicato al ministro de Fomento, sobre la jornada de ocho horas del personal de estaciones, reforma de los comités paritarios de ferrocarriles y disolución de la Caja de Socorro de F. C. que no se han contestado todavía y ser de justicia.

Termina felicitando a los sindicatos de Murcia, por su organización.

Al final, fue muy aplaudido.»


Conclusión


A principios de 1930, el empuje del movimiento obrero en Águilas es cada vez más palpable. Las organizaciones socialistas realizaban actos de propaganda de gran concurrencia y los trabajadores del ferrocarril, el esparto y el campo plantaron cara a sus respectivas patronales, reivindicando mejoras laborales.


La visita de Victoria Kent y Trifón Gómez supone un reconocimiento al comité local del Sindicato Nacional Ferroviario, en cuyas filas se formaron algunos de los principales dirigentes locales durante la Segunda República.


Por su trascendencia mediática, su significación histórica y la relevancia de los ponentes, el acto sindical del 9 de abril de 1930 es uno de los más destacados que han tenido lugar en la localidad murciana de Águilas.


Bibliografía


Para más información sobre las biografías de Victoria Kent y Trifón Gómez.


- Ramos Palomo, María Dolores. Victoria Kent (1892-1987), Ediciones del Orto, 1999.

- Villena, Miguel Ángel. Victoria Kent. Una pasión republicana, Barcelona, Debate, 2007.

- Saborit Colomer, Andrés Avelino. Apuntes históricos: Pablo Iglesias, PSOE y UGT, Madrid, Fundación Pablo Iglesias, 2009, pp. 1903-1908.


Referencias


¹ El Liberal (Murcia), 10 de abril de 1930.

² Navarro García, Juan. La vara y el escudo. Alcaldes de Águilas en el siglo XX, Ayuntamiento de Águilas, 1994, pp. 123-138.

³ Levante Agrario (Murcia), 6 de febrero de 1930.

El Liberal (Murcia), 18 de febrero de 1930.

⁵ Archivo Municipal de Águilas. Libro de actas de las sesiones celebradas por el Ayuntamiento de Águilas del 23 de noviembre de 1929 al 29 de abril de 1931, acta del 21 de marzo de 1930.

El Liberal (Murcia), 26 de marzo de 1930.

Levante Agrario (Murcia), 18 de mayo de 1930.

El Liberal (Murcia), 26 de febrero de 1929.

El Liberal (Murcia), 12 de junio de 1930.

¹º El Liberal (Murcia), 11 de abril de 1930.

¹¹ GARCÍA LÓPEZ, Juan. «125 aniversario del ferrocarril en Águilas», en VV.AA. 125 años de la línea férrea Almendricos-Pulpí-Jaravía-Águilas (1890-2105), Águilas, Asociación de Amigos del Ferrocarril “El Labradorcico” de Águilas, 2015, pp. 21-77.

¹² El Liberal (Murcia), 19 de julio de 1929.

¹³ El Liberal (Murcia), 11 de abril de 1930.


Autor: Pedro Javier López Soler.

Cita bibliográfica: LÓPEZ SOLER, Pedro Javier (2020). 90 años de la visita a Águilas de Victoria Kent y Trifón Gómez. Murcia, España: Amanecer 31. Recuperado de https://www.amanecer31.org/