top of page

Águilas se suma un año más al Día de homenaje y recuerdo a los españoles deportados a campos de exterminio nazis

Coincidiendo con el «Día de recuerdo y homenaje a los españoles deportados y fallecidos en campos de concentración y a todas las víctimas españolas del nazismo», la Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo de España, la asociación fundada en 1962 por los supervivientes españoles de los campos de exterminio y sus familiares y amigos, en colaboración con la asociación Amanecer 31 y el Ayuntamiento de Águilas, convocó un acto memorialista en el Jardín de la Memoria, frente a la placa que recuerda los nombres de los ocho vecinos deportados a Mauthausen y del aguileño que lo fue a Dachau.


El evento estuvo presentado por el historiador Pedro Javier López, quien es el delegado en la Región de Murcia de la Amical de Mauthausen. En las palabras que dirigió a los asistentes, reivindicó la investigación histórica, solicitó un mayor compromiso de las instituciones con la preservación de la Memoria Democrática y denunció el reciente borrado de los nombres de Paco Rabal y Asunción Balaguer en el callejero del municipio de Alpedrete. «Unimos nuestras voces a las de miles de personas que han pedido una rectificación al Ayuntamiento de Alpedrete, a quien exigimos que pida perdón y entregue las armas del revanchismo y el vandalismo anti-cultural».

 

Por parte del Consistorio aguileño, intervino Elena Casado, concejala de Igualdad, Educación, Juventud, Educación Ambiental, Participación Ciudadana y Transparencia, quien mostró el apoyo de las instituciones locales a este tipo de actos «porque son de justicia para la dignidad y la memoria de nuestro país y nuestro municipio».

 

A continuación, Gines Desiderio Navarro, nieto del deportado aguileño Desiderio Aragoneses Cubo, presentó dos libros de reciente publicación. Se trata de «Deportados» y «Murcianos en el Tercer Reich», dos novedades historiográficas que muestran la realidad de los casi cuatrocientos murcianos que fueron trasladados forzosamente a campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. «Estos trabajos ponen cara e historia a cada uno de los nombres para que se vea que detrás de esas cifras de 396 murcianos deportados hay un drama humano que involucra a sus familias y llega hasta nuestros días».

 

En último lugar, tomó la palabra Pepi Navarro, archivera municipal, que dio lectura al manifiesto suscrito por la Amical de Mauthausen para este 5 de Mayo. Tras su intervención, se procedió a la tradicional ofrenda floral ante el monolito que recuerda a esos nueve aguileños que sufrieron la deportación a campos de exterminio nazis.


Foto de algunos de los participantes al terminar el acto, tras el monolito que recuerda a los nueve aguileños deportados.

Comments


bottom of page