Pepi Navarro y Floren Dimas reivindican en Águilas el papel de los archivos históricos

El Salón de los Espejos del Casino de Águilas acogió el pasado viernes, 2 de septiembre, la segunda tertulia organizada por el movimiento cultural «Amanecer 31». Si la primera sirvió de presentación del libro «Consejos de guerra a mujeres», contando para ello con su autor, el cartagenero Vicente Juan Medrano, en esta última ocasión el tema central fueron los archivos y la documentación histórica que custodian y conservan, sin la cual obras como las de Vicente, o cualquier otro historiador, no sería posibles.


Contaron para ello con la participación de Pepi Navarro, activista cultural y archivera municipal de Águilas, y Floren Dimas, oficial retirado del Ejército del Aire, investigador y delegado en la Región de Murcia de la asociación Archivos, Guerra y Exilio (AGE), realizando las funciones de moderador el historiador local Pedro Javier López.


En su intervención, Pepi Navarro realizó una defensa de la profesión archivística, poniendo en valor el trabajo que diariamente se realiza en miles de archivos repartidos por toda la geografía española para conservar y poner al alcance de la ciudadanía documentos que, en algunos casos, tienen hasta diez siglos de antigüedad.


Floren Dimas tomó la palabra para ofrecer la perspectiva del usuario habitual de estos archivos, el investigador. Con una dilatada trayectoria en el ramo que supera las dos décadas de experiencia, disertó acerca de la relevancia que el estudio de la documentación histórica tiene para la reconstrucción de nuestro pasado. Especializado en la guerra civil española, apuntó, como ejemplo, la importancia que las actas sumariales que el franquismo instruyó contra militantes de partidos políticos y sindicatos y soldados republicanos tienen para el conocimiento de lo ocurrido en esos trascendentales años.


La reivindicación de mejoras para el sistema archivístico ocupó un lugar central en la tertulia. La reciente polémica suscitada en torno a los fondos documentales del Archivo Naval de Cartagena dio pie reflexionar sobre los límites y flaquezas del sistema archivístico español. Los dos ponentes se unieron en reclamar una mayor financiación económica que permita, entre otras cuestiones, una mejor conservación de la documentación, una atención al usuario individualizada y ágil y la digitalización de los fondos para, con ello, facilitar su consulta por parte de los investigadores y garantizar su existencia al margen de las inclemencias del tiempo.


De izquierda a derecha: Floren Dimas, Pedro Javier López y Pepi Navarro.